Cómo pueden alumnos y maestros aprovechar al máximo los libros de texto electrónicos de Cengage

La lectura digital no es nada nuevo. De hecho, el primer libro electrónico  de la historia data de 1971, cuando Michael S. Hart lanzó el Proyecto Gutenberg y digitalizó la Declaración de Independencia de EE. UU. En los 50 años que han pasado desde entonces, la popularidad de la lectura en dispositivos electrónicos se ha disparado.

 

En las universidades, el uso de libros de texto electrónicos se ha acelerado rápidamente por la pandemia de covid-19. Si bien el aprendizaje remoto está detrás  del auge de los libros de texto electrónicos, hay varios otros factores que impulsan a los maestros y alumnos a adoptar y continuar usando  la tecnología. Estimamos que los instructores han promovido un tercio del crecimiento del uso de libros de texto electrónicos, y los otros dos tercios del mercado se debe probablemente a la acción de los alumnos. Cengage ha entrevistado tanto a alumnos como a instructores para saber más acerca de sus actitudes hacia los libros de texto electrónicos, cómo los perciben en relación a los libros de texto impresos tradicionales y cómo todos pueden aprovechar al máximo nuestros productos.

 

¿Por qué los maestros recomiendan los libros de texto electrónicos de Cengage a sus alumnos?

 

Según los maestros encuestados, las dos principales razones por las que recomiendan los libros de texto electrónicos de Cengage a sus alumnos son la asequibilidad y la accesibilidad. El costo de una educación universitaria puede ser considerable y, para la mayoría de los alumnos, cada centavo cuenta. Según los datos  publicados por el College Board, el alumno universitario promedio gasta alrededor de $1,240 dólares al año en libros y suministros, y se espera que el costo siga creciendo.

 

Una encuesta reciente entre alumnos de la University of Central Florida encontró que un 30% de los encuestados opta por no comprar libros de texto por su elevado precio. En la misma encuesta, un 41% de los encuestados reconoció haber retrasado la compra de un libro de texto y un 15% haber tomado menos cursos o evitado tomar un curso en particular debido al costo de los libros de texto requeridos.

 

 

Una solución mucho más asequible para el alumnado es la que ofrecen los planes de ahorro. Con Cengage Unlimited Textbooks se obtienen importantes ahorros,  ya que este plan incluye acceso durante cuatro meses a nuestra biblioteca completa de más de    14,000 libros de texto electrónicos, herramientas de estudio y más recursos, todo en un solo lugar.  Por un precio de $69.99 dólares –menos que el precio promedio de un solo libro de texto en papel—, el alumno obtiene acceso on-line y off-line a materiales de aprendizaje de calidad de todas las disciplinas. Esto significa que el alumno promedio puede ahorrar alrededor de $1,100 dólares al año si opta por comprar libros de texto electrónicos ilimitados de Cengage. Si adicionalmente el alumno quiere acceder al formato papel, el plan incluye hasta cuatro alquileres de libros de texto en papel, solo se paga $7.99 por cada uno en concepto de envío y gestión.

 

 

Al comprar libros de texto impresos, los alumnos a menudo deben esperar el envío o que la librería de su campus surta los libros que necesitan. Además del ahorro, la segunda razón por la que los maestros recomiendan los libros de texto electrónicos de Cengage a sus alumnos es el acceso instantáneo. Se puede acceder a los libros de texto electrónicos de Cengage desde una amplia gama de  dispositivos y, dado que el 95% de los alumnos tienen acceso a teléfonos inteligentes, pueden leer sin conexión descargando la aplicación móvil gratuita Cengage.

 

La óptima integración del sistema de gestión de aprendizaje (LMS*) puede ser otra característica atractiva para los maestros. Los maestros pueden integrar el libro de texto electrónico completo o solo algunos capítulos (disponible para títulos seleccionados), lo cual permite que todos los materiales del      curso de un alumno vivan en un solo lugar, donde puede acceder desde el primer día de clase.

 

¿Qué opinan los alumnos sobre el uso de libros de texto electrónicos?

Más allá de la asequibilidad, los alumnos aprecian la conveniencia de no cargar varios libros de texto físicos y poder acceder a sus materiales de aprendizaje desde cualquier lugar. También valoran la capacidad de encontrar contenido fácilmente mediante la función de búsqueda y guardar información importante con marcadores y anotaciones.

 

Algunos de los alumnos entrevistados reconocen que leer en un dispositivo electrónico durante periodos prolongados puede causar fatiga visual. Te recomendamos aumentar el tamaño de la fuente, cambiar a “modo nocturno / modo oscuro” y usar la regla 20/20/20: por cada 20 minutos de tiempo de pantalla, dedica 20 segundos a mirar algo a 20 pies (6 m) de distancia.

 

Algunos alumnos todavía prefieren leer libros de texto impresos, pero los datos señalan que el aprendizaje es más efectivo  utilizando libros de texto electrónicos. Un estudio sobre libros de texto electrónicos halló que las actitudes de los alumnos no siempre están alineadas con los resultados de aprendizaje reales: “El uso del texto electrónico con anotaciones (comentarios del instructor y un video de aprendizaje multimedia) mejoró el aprendizaje de los participantes, pero ellos lo percibieron peor para satisfacer sus necesidades de aprendizaje. Este es un resultado interesante, ya que los participantes no reconocen de  inmediato el valor de usar libros de textos». Los investigadores del estudio concluyeron que     esto probablemente se debe a la curva de aprendizaje: los alumnos necesitan tiempo para aprender a usar la tecnología, por lo que pueden percibirla como menos  efectiva cuando la adoptan por primera vez. La formación y el apoyo pueden ayudar a los alumnos a familiarizarse aún más con la idea de utilizar los libros de texto electrónicos.

 

 

Como maestro, ¿cómo puedes sacar más provecho de los libros de  texto electrónicos de Cengage?

 

 

 

 

Como maestro, ¿cómo puedes ayudar a tus alumnos a sacar  más provecho de los libros de texto electrónicos de Cengage?

 

 

 

Este artículo fue traducido al español por Cengage Latinoamérica, la entrada original se encuentra aquí.