Cómo respetar la privacidad de los alumnos en los espacios en línea

En marzo de 2020, el mundo entero se detuvo por la pandemia de covid-19. Las instituciones educativas enfrentaron el desafío de preparar a los maestros para enseñar en línea, teniendo que adecuar los materiales de clase a las nuevas circunstancias. Además de lidiar con la continuidad de la enseñanza en una situación de crisis, algunos maestros necesitaron formarse en Zoom y otras plataformas virtuales para adaptarse al aprendizaje de sus alumnos. Con millones de alumnos tomando clase en línea, surgió la preocupación sobre la protección de su privacidad. A continuación, describiré algunas de las inquietudes más comunes que tienen los alumnos respecto a su privacidad cuando toman clase y aplican exámenes en línea.

 

«Me preocupa mi privacidad y el respeto a mi  entorno»

Cuando un estudiante asiste a una clase en línea, a veces no tiene la opción de ocultar el fondo del encuadre de su cámara. Objetos como cuadros en la pared, libros visibles, botellas de vino vacías sobre una repisa o ropa apilada, entre otros, pueden inducir a formular un sesgo implícito. Exigir que las cámaras estén prendidas coloca a ciertos alumnos vulnerables –como alumnos discapacitados, indocumentados, de lengua extranjera, LGBTQIA+, etc.— en una posición incómoda. Además, los elementos de fondo pueden distraer al resto de los alumnos que participan en una clase a través de Zoom. Por estas razones, los profesores deberían respetar el derecho de los alumnos a tener sus cámaras apagadas. Ningún estudiante debe sentirse culpable o avergonzado por sus condiciones de vida. Aun así, el nivel de participación con cámaras encendidas versus cámaras apagadas sigue siendo motivo de debate.

 

«Me preocupa mi información personal cuando inicio sesión»

A algunos estudiantes que no pueden pagar el costo de un software antivirus les preocupa que piratas informáticos puedan acceder a su nombre de usuario y contraseña. De hecho, ha aumentado la presencia de ciberdelincuentes expertos en robar números de seguro social, identificaciones de alumnos, direcciones y otra información confidencial. Como afirma un artículo de The Wall Street Journal, cuando los alumnos abandonan el sitio web de su escuela y se aventuran a otros sitios para buscar información, muchos no están protegidos por la Ley Federal de Privacidad y Derechos Educativos de la Familia. Por el momento, las escuelas continúan investigando cómo mantener segura la información personal de los alumnos.

 

«Estoy nervioso por hacer un examen en línea»

Los colegios y universidades han invertido en tecnología para monitorear los exámenes de los alumnos. Como pasaba con el requisito de mantener la cámara encendida, algunos alumnos sienten que estas tecnologías vulneran su privacidad. “Empresas tecnológicas con fines de lucro como ProctorU, Examity, Respondus y Proctorio monitorean  las computadoras portátiles de los alumnos durante su examen. Las herramientas de supervisión pueden rastrear los movimientos de los ojos de los alumnos, capturar las pulsaciones de teclas, registrar sus pantallas y realizar un seguimiento de sus búsquedas, así como de sus entornos domésticos y comportamientos físicos», afirma Daley. Asimismo, algunas herramientas de supervisión requieren un reconocimiento facial que funciona mal con alumnos de tonos de piel más oscuros. Además, si un alumno no mantiene sus ojos en la cámara durante la duración de la prueba puede recibir una llamada de atención por sospechar que está haciendo trampa. Hay alumnos que reportan haber experimentado ansiedad y estrés al realizar un examen en línea.

El aprendizaje en línea llegó para quedarse. Muchos alumnos que no habían tomado una clase en línea antes de la covid-19 expresan su deseo de tomar más clases virtuales o híbridas. Sin embargo, la privacidad y el monitoreo de exámenes en línea sigue preocupando a muchos alumnos. Las instituciones educativas deberían colaborar con las empresas tecnológicas con el fin de encontrar formas de crear un entorno inclusivo para la supervisión de exámenes en línea que no invada la privacidad de los alumnos.

 

Essie Childers is a professor of Student Success at Blinn College in Bryan, Texas

 

Este artículo fue traducido al español por Cengage Latinoamérica, la La entrada original se encuentra aquí.